R E C E T A S


Albóndigas de conejo


Las sobras de un guiso de conejo, con su salsa.
12 hojas grandes de lechuga
Leche
Sal
2 huevos
Miga de pan
Perejil picado


Deshuesar y desmigar la carne del conejo, después de haberla separado de salsa del guiso, que reservaremos en un cacillo aparte. Mezclar la carne con dos huevos, perejil picado y la miga de pan, previamente bañada en leche. Escalfar a continuación las hojas de lechuga, sumergiéndolas durante un segundo en agua que haya roto a hervir. Retirarlas, escurrirlas y extenderlas abiertas sobre un paño. Preparar las albóndigas con la masa que hemos preparado, dándoles forma con la mano. Envolver cada albóndiga en una hoja de lechuga y reservar en una cazuela ancha y baja. Añadir la salsa, después de haberla triturado con la batidora, poner al fuego y, cuando rompa a hervir, mantener a fuego lento, con la cazuela tapada durante 10 o 15 minutos. Si la cantidad de salsa es demasiado corta se puede alargar con un caldo de ave, carne o verduras. Original preparación en base a las sobras de un guiso de conejo del día anterior. Resulta un plato sabroso.


Pesquisa personalizada

        

 

 



  Copyright© 2004-2016 - All rights reserved. - Termos de Uso - Política de Privacidade